Música para conectar con la primavera

Estaba escribiendo sobre la primavera. Contaba cómo me afecta y me predispone negativamente a su llegada desde la alta sensibilidad. ¿Por qué? Hay mucha más luz, lo que me sobreestimula. Hay mucha más gente en el exterior, lo que se traduce en más ruido. También hay más calor, lo que también me provoca cansancio. Y por último, y no menos importante, siento que tengo al mundo en contra, como si todo el mundo tuviese ganas de que llegase la primavera mientras yo me resisto aún. Hay una presión social en mi entorno que se mueve entre “invierno=malo” y “primavera=bueno” que no consigo aceptar.

Frente a la primavera, el invierno me ayuda a reducir los estímulos, a mantener cierto silencio a mi alrededor. Y eso compensa la falta de luz o el exceso de frío que pueda sentir. Hay algo único, solitario y a la vez precioso en el invierno que me aporta un vínculo íntimo no siempre fácil de explicar. Al final, en el invierno de Madrid, el sol y la luz al mediodía es una sencilla caricia de calor tibio. Y sin duda, las mañanas de invierno invitan a un apacible paseo muy gratificante.

Tenía ya redactados algunas propuestas y consejos para sobrellevar la primavera, pero lo dejaré para más adelante. Mientras escribía, caí en la cuenta que era mejor seleccionar música, para la bienvenida, para reconciliar, para sentirse mejor, para conectar con la nueva estación. En la música hay una búsqueda de la esencia, que relaja y sella cierto pacto de paz. Y con ella de la mano, es más fácil introducirse en lo positivo de la primavera. La primavera ya está aquí y es más sano y equilibrado adentrarse en ella de la mejor forma.

Olafur Arnalds – Tree

La primavera de algún modo significa volver a la vida. Es la capacidad de regeneración, de transformación en siempre algo nuevo. Es el cambio, el latido, el paso. Esta canción, titulada “Árbol”, acerca mi pulso a los árboles, les entiendo cómo esperan la primavera y me llena de paz, de sosiego y empiezo a sentir luz en mis pensamientos hacia la primavera.

Sarah Dawn Finer – Valborg

En los países nórdicos, con un clima generalmente tan frío, la primavera es un acontecimiento que se celebra por todo lo alto a finales de abril. Esta celebración, alegre y entusiasta, en Suecia se llama Valborg. Es cuando la luz, los árboles y la naturaleza vuelven a la vida. La nieve y las placas de hielo se derriten y el verde surge con fuerza. Hay muchas melodías alrededor de esta celebración, pero a mí me gusta especialmente Valborg del compositor sueco Håkan Hellström, en la sentida y delicada versión de Sarah Dawn Finer.

The Gift – Primavera

Por último, los portugueses The Gift lanzaron un entrañable album hace años titulado “Primavera”. Contra la idea general, el disco era sencillo, básico. Todo en blanco y negro, sin capas adicionales, rastreaba la esencia de la música, en cierta comunión. La canción que titulaba todo el album, en un portugués sobrio, lento, y acompañado tan solo por piano, me sigue estremeciendo, a pesar de lo mucho que he escuchado ya esta canción.

Gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Blog Altamente Sensible .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios http://www.altamentesensible.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.