Soy altamente sensible … y más cosas

Cuando explico cómo se vincula muchas cosas de mí con el rasgo de la alta sensibilidad, suelo usar metáforas . En  un contexto social es una forma más visual y sencilla de asimilar el concepto. Implica en ocasiones  tocar ciertas generalidades si bien facilita la comprensión. Es en estas situaciones cuando, desde hace tiempo, alguien añade  “bueno, yo pensaba que era altamente sensible pero es que me gusta (por ejemplo) salir de fiesta y no leo mucho”. Al principio me costaba reaccionar, así expresado ¿qué tenía que ver una cosa con la otra?

La alta sensibilidad es un condicionante, digamos, biológico que tiene consecuencias en el procesamiento y gestión de la información. A mí siempre me ha parecido muy claro que se puede altamente sensible y más cosas. Por ejemplo, que, quien lo quiera y guste, se puede ir un día a una fiesta con amigos y disfrutar. Porque te guste bailar, oír música, etc. Lo general es que ni estés mucho tiempo, por sobrestimulación, ni interactúes con todos sino que prefieras disfrutar de la compañía de unos pocos.

En mi caso, y por lo general, prefiero por ejemplo una cena con pocos amigos. Así al menos es como gestiono y vivo mejor desde  mi propia alta sensibilidad. Alguna que otra vez, después de la cena y haber vencido la pereza, nos hemos acercado a un bar. ¿Los motivos? Un rato más en compañía, me encanta la música y sentía que hacía algo diferente. Me hubiera sentido raro si alguien me hubiese recriminado “pero bueno, ¿tú qué haces aquí? ¿no eres altamente sensible?”.

Conócete a ti mismo

Muchos blogs, artículos y demás literatura que abunda en internet nos venden la idea de que las personas altamente sensibles somos seres de luz. Nacemos como  “ángeles azules” (como una vez leí) que vivimos solitarias en nuestras mazmorras particulares, leyendo sesudos pergaminos sobre generosidad y bondad. Pero no es así, o tal vez sí… la cuestión es cuando se induce a estereotipar y fosilizar una etiqueta. Como decía el conocido aforismo: conócete a ti mismo. Somos altamente sensibles, ¡y más cosas! Y ojo, esas “más cosas” pueden tener su origen en la dificultad para gestionar el rasgo, caso que contaré en otra ocasión.

Dependerá de donde vivas, del trabajo que tengas, de lo que te guste y no, de cómo expresas tu creatividad… He conocido a personas altamente sensibles que por ejemplo han hecho de su creatividad su empresa y otras que aprobaron oposiciones. Personas que viven en pequeñas ciudades o en grandes ciudades como Madrid, que se emocionan tocando en su guitarra una canción de rock independiente o deleitándose con piano.

¿Quiere decir que esto que entonces no tenemos en común? En absoluto. La alta sensibilidad es un rasgo que te condiciona, que te configura, y mucho. Y hay características en común que son inevitables e innegables: periodos de descanso y de estar a solas, más tiempo para pensar y tomar ciertas decisiones, empatía emocional, necesidad de vínculos y pensamientos más profundos… De hecho, hay ciertas situaciones donde es más habitual que alguien con alta sensibilidad se encuentre en su “estado natural”. Usando una metáfora fluvial, como un río que finalmente encuentra su cauce .

Todo esto es el marco común en el que todas las personas altamente sensible nos movemos. Piensa que, además, hay aspectos personales, capas extras y pequeñas características adicionales. Detalles que ya sea por gustos, naturaleza o aprendizajes personales, admite variaciones. Y en esas variaciones es donde reposan identidades, particularidades y maravillosas diferencias que nos hacen ser personas también semejantemente diversas.

Gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Blog Altamente Sensible .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios http://www.altamentesensible.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.